A 20 años…

noviembre 9, 2009

 Sería una metáfora excelente y adecuada para utilizar. El tema es que el socialismo fue, es y será algo tan siniestro, tan pesadillesco y vil, que evita siquiera la necesidad del uso de la metáfora, y directamente da lugar a lo literal.
 
Fue un muro que literalmente oprimió los deseos, necesidades, ambiciones y proyectos de millones de personas, que en resumen, oprimió su libertad de vivir una vida propia. En esa práctica tan habitual (y que tan bien sabe hacer la izquierda) de tergiversación de los hechos, las autoridades de la dictadura comunista reivindicaban al muro como una barrera contra “el fascismo” (la misma calificación que hoy en día la izquierda mundial sigue utilizando contra quienes piensan diferente sin saber siquiera qué es bien el fascismo).
 
Pero la verdad es que fue un muro contra la iniciativa y el emprendimiento individual, contra la superación, contra la excelencia, contra la innovación, contra el destaque, contra el mérito y contra la libertad de hacer cada uno lo que prefiera con su vida. Fue un atentado contra el individuo y su potencial que durante 28 largos años quedó apresado en los algo más de 400 km. cuadrados de Berlín Oriental.
 
El levantamiento del muro fue la prueba más acabada y contundente de que si un individuo en un sistema socialista puede con simplemente cruzar una calle llegar a un sistema capitalista, lo hará. Nunca un “paraíso socialista” había tenido al “infierno capitalista” a tan sólo unos pocos metros de distancia. Y Berlín Oriental estaba llena de Adanes y de Evas a los que, a diferencia de en los relatos bíblicos, no hubo que siquiera expulsar del “paraíso”, sino que libremente huyeron del mismo.
 
Además de los berlineses orientales, muchas otras personas en el mundo han padecido y aún padecen al socialismo. Aunque no de forma literal, ellos también están encerrados detrás de muros que les impiden ser algo más que unos meros esclavos de un sistema perverso y asfixiante. Ojalá sigan cayendo. Mis recuerdos para los que no pudieron sobrevivir para ver caer el Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989, y perecieron ya se anhelando la libertad o ya sea buscándola desesperadamente tratando de sortear al propio muro así como a los guardias, perros, minas y alambres de púas que lo circundaban.

 


Sobre el enfríamiento/calentamiento/cambio climático o lo que sea que inventen en los años venideros

septiembre 2, 2009

Lo que a continuación transcribo es un breve artículo sobre el llamado calentamiento global escrito por Fernando Díaz Villanueva. A mí los zurdos me tienen podrido con sus boludeces ambientalistas. El 90 % de los ambientalistas son zurdos encubiertos, odiadores del capitalismo y adoradores de las peores dictaduras de izquierda que jamás hayan habido (dictaduras en las cuales se han producido de las peores catástrofes ambientales de la historia, pregúntenle al Mar Negro como anda). Son resentidos, mediocres y se bañan poco. De todos modos por lo general usan celular, laptop y automóviles, navegan en Internet y en bastantes casos tienen mucha pero mucha guita la cual utilizan en causas de los más zurdas y estúpidas. Idolatran a otro resentido como Al Gore y por supuesto ya que estamos a Michael Moore. Donan guita a grupos eco-terroristas como Greenpeace (que mató a millones de africanos con su “logro” de prohibir los CFC en ese continente), PETA y otros delincuentes y viajan al Amazonas a ver los arbolitos (de paso…desde chico que oigo que por minuto talan lo equivalente a una cancha de fútbol del Amazonas…¿alguién me explica como todavía no despareció del todo?). Obviamente todas estos grupos terroristas mantienen fuerte lazos con grupos de ultraizquierda y científicos de la misma vereda y estos últimos preparan sus informes que hablan de lo malísimos que somos los seres humanos y de que tenemos que volver a la Edad de Piedra. Muchos gobiernos creen todas estas mentiras e invierten millones de nuestros impuestos en “la cuestión del cambio climático”. Millones que entre otros van a esos científicos que si dijeran la verdad, o sea, que nada horrible está pasando con el clima, tendrían que ponerse a laburar de verdad. Los gobiernos más inmunes a esta farsa son los gobiernos de Europa del Este, que sufrieron al comunismo y debido a esa durísima etapa de su historia, la tienen clarísima con estos delincuentes, los reconocen a 100 quilómetros de distancia. El clima ha cambiado desde el big-bang (de paso…estoy leyendo “Historia del tiempo” de Stephen Hawking, se los recomiendo, aún a alguien como yo tan poco afecto a la física, la matemática y la química, le ha servido para comprender muchas cosas que siempre oímos pero no entendemos sobre el universo), y va a seguir cambiando por siempre. Hay que ser muy idiota o muy hijo de puta para creer en la fábula de que los malvados hombres calientan el planeta.

Acá va el artículo:

¿Se está calentando el planeta?

Por Fernando Díaz Villanueva

El latiguillo de moda de unos años a esta parte entre gentes de progreso y políticos de retroceso es el del calentamiento global. Todos los desajustes meteorológicos, desde las inundaciones a las olas de frío pasando por las sequías, los tifones y los vendavales, se explican por el mismo patrón. El planeta se está calentando, y, como consecuencia de ello, las cosechas se perderán, los bosques se secarán y la humanidad perecerá achicharrada bajo un sol de justicia. ¿Tal es el desesperanzador futuro que le espera a nuestro mundo?, ¿es cierta la profecía del calentamiento global?

Lo cierto es que no lo sabemos. Ni los científicos, ni los políticos, ni nadie en absoluto. No hay evidencias que apunten a que el planeta se caliente, al menos en el largo plazo. Hace menos de treinta años, tan pocos que muchos de los lectores aún lo recordarán, la misma comunidad científica que hoy se apuesta el dedo meñique a que su predicción es correcta, aseguraba que la tierra se encontraba a las puertas de una glaciación. Curiosamente achacaban su causa a los mismos males que hoy provocan el calentamiento. Según aquella descabellada teoría, en los años venideros los glaciares y los casquetes polares avanzarían inexorablemente enterrando a la corrupta civilización occidental bajo varios metros de hielo purificador. El pronóstico falló pero entonces muchos se la creyeron a pies juntillas.

La historia no era nueva, diez años antes, en la década de los sesenta, los mismos científicos, o sus profesores universitarios, habían profetizado que se estaba incubando una bomba poblacional que acabaría con los recursos del planeta y provocaría una hambruna sin precedentes. La biblia de aquel movimiento neomaltusiano fue un librito de un tal Paul Ehrlich, un majadero que se dedicaba a la cría de mariposas, titulado The Population bomb (La bomba poblacional) que obtuvo un notable éxito editorial. A juicio de Ehrlich “La batalla para alimentar a toda la humanidad se ha acabado […] En la década de los 70 y 80, centenares de millones de personas se morirán de hambre”, y no precisamente en África, el entomólogo aseguraba que unos 65 millones de norteamericanos morirían de inanición en la década de los setenta, “la mayoría niños” precisaba con intención de atemorizar a los lectores. En aquella década naturalmente nadie murió de hambre en Estados Unidos cuya población ha aumentado en 100 millones de personas desde la publicación del libro en 1968.

Las profecías apocalípticas de Ehrlich sin embargo cuajaron, y se sumaron a las de los primeros ecologistas, los de la nueva era glacial. Los hippies y los universitarios ociosos las tomaron como propias, y anduvieron lo menos tres lustros incordiando con su verdad revelada a gobiernos, empresas y ciudadanos indefensos a través de la televisión y las pretenciosas revistas científicas. Ehrlich estaba tan convencido de su teoría que llegó a aceptar una apuesta del afamado economista liberal Julian Simon sobre su proyectado encarecimiento de las materias primas. Ehrlich perdió y, aprovechando la derrota, publicó otro libro, The population explosion en 1990 reafirmándose en su tesis del fin de los recursos y el hambre generalizada. Como era de prever no volvió a dar ni una pero siguió teniendo lectores muy apasionados que todavía hoy repiten como papagayos su repertorio de sandeces.

Gran parte de los lectores de Ehrlich y casi todos los que en los setenta se dejaron los dedos escribiendo para demostrar la nueva era glacial que se nos venía encima, son hoy los valedores del calentamiento global. Con semejante currículo es ya difícil confiar en sus predicciones pero, como el tiempo no pasa en balde, los apóstoles del armaggedon se han dotado esta vez de un nuevo prontuario con apariencia más científica y más resultona en los medios audiovisuales. Y es que el calor asusta más que el frío, perecer asfixiado, envuelto en sudor y sufrimientos es de una plasticidad mayor que la aséptica e indolora muerte por congelamiento. De esta manera, los que antaño daban alaridos por la reaparición de los hielos perpetuos, hogaño nos advierten de lo inevitable de un calentamiento general del planeta sino se hace lo que ellos dicen.

El hecho es que la tierra puede perfectamente estar calentándose o estar enfriándose. La tendencia, simplemente, la desconocemos. Si algo han aprendido los climatólogos, desde que esa disciplina se convirtió en ciencia, es que el clima es tan caprichoso como variable, y tan difícil de pronosticar como huidizo al limitado entendimiento humano. Hace mil años, ayer por la tarde en términos geológicos, el clima era más cálido. Hacia el año 1000 de nuestra era los vikingos llegaron a Groenlandia y la llamaron así porque el paisaje era eminentemente de color verde, no en vano Groenlandia en inglés se dice Greenland, Tierra Verde. Hoy la mayor isla del mundo es un casquete polar, un enorme cubito de hielo varado en mitad del Atlántico y prácticamente inhabitable. Por aquel entonces, en el amanecer del segundo milenio, sabemos que la bondad de las temperaturas posibilitó que las áreas de cultivo se extendiesen hasta la misma Escandinavia o que, por ejemplo, la población de Europa creciese notablemente. Los expertos conocen esta época, comprendida entre los siglos X y XIV, como el óptimo climático medieval. Si los climatólogos lo han llamado óptimo será por algo, y es que cuando la temperatura media del planeta sube la vida florece, ha sido así desde que el mundo es mundo y desde que el primer organismo unicelular hizo su debut en el caldo primigenio.

Pero, como ya apunté antes, el clima es cambiante, y al pequeño óptimo de la Edad Media le sucedió lo que se ha denominado como la Pequeña Edad de Hielo que se inició tímidamente en el siglo XV y se extendió hasta bien entrado el XIX. En Londres, por ejemplo, se celebraban ferias sobre el cauce helado del Támesis hasta tiempos de Napoleón, y en Madrid, en la cálida España, existió una pista de patinaje sobre hielo natural en el parque de El Retiro hasta el reinado de Alfonso XII. Si hoy observamos el soberbio río que atraviesa el centro de Londres, o si nos detenemos ante los rosales que hoy ocupan la antigua pista de patinaje de El Retiro concluiremos que el clima se ha calentado, y estaremos en lo cierto. Hace más calor que hace un siglo pero no sabemos porqué. Hace más frío que hace un milenio y tampoco sabemos porqué. La condición humana tiene estas servidumbres.

Algunos astrónomos han apuntado que la causa quizá se encuentre en las manchas solares porque, a fin de cuentas, el único radiador que calienta la tierra es el astro rey y sólo de los rayos que nos regala pueden provenir cambios térmicos de semejante envergadura. Otros buscan los cambios en la oscilación natural del clima. Según esta teoría cada 10.000 años el hemisferio norte se congela para entrar en un letargo de unos 100.000 años. A esto se le conoce como glaciación. Casi toda la orografía de la Europa actual está modelada por los glaciares, y algunas partes del continente han estado durante varios periodos completamente enterradas bajo el hielo. Si la tendencia se mantiene lo lógico es pensar que lo próximo que nos espera es una glaciación porque hace más o menos 10.000 empezaron a retroceder los hielos, es decir, que nos encontramos en el ocaso de un periodo interglaciar.

Ante evidencias de tal magnitud, esto es, clima sumamente variable, glaciaciones brutales y dulces óptimos en los que prospera la vida, los ecologistas apenas pueden ofrecer unos estudios realizados con un ordenador, si, un ordenador como el que tiene usted en casa pero algo más potente. En la matriz de datos de estas computadoras ejecutan unos programas llamados Modelos de Circulación General o MCG a los que suministran una cantidad –siempre limitada- de variables. Las conclusiones son las que ellos quieren. Crean en la memoria de estos ordenadores una atmósfera en miniatura y al antojo del investigador de turno que, por lo general, suele ser ecologista y suele estar concienciadísimo con eso del medio ambiente. Si los resultados no confirman la hipótesis prefabricada del científico, éste seguirá modificando las variables hasta decir eureka y presentarlo como un gran descubrimiento.

Las sucesivas conferencias sobre el cambio climático se han inspirado en los datos extraídos de esos modelos, las decisiones de muchos gobiernos se han tomado partiendo de esos datos, y el célebre y discutido Protocolo de Kioto es la aplicación práctica y a escala global de lo que unos científicos jugando a ser Dios han conseguido sacar a sus máquinas. Tras el presumido consenso de la “Comunidad Científica” viene la campaña de propaganda. Del primero se enteran cuatro, los autores del experimento y dos más aficionados a perder el tiempo con estas cosas. Del segundo, en cambio, nos enteramos todos. No existe organización ecologista que no dé el tostón con lo del calentamiento global. Son además pertinaces e inasequibles al desaliento. Si hace un verano especialmente caluroso es muestra inequívoca de sus teorías. Si llueve más de la cuenta significa que el clima anda como loco y apoya la tesis del calentamiento. Si hace frío, mucho frío, aunque más difícil de defender, también se toma como una evidencia de que algo falla y, naturalmente, de que algo hay que hacer.

Los ecologistas parecen tener en la cabeza una temperatura idónea fuera de la cual todo es sospechoso y antinatural. ¿Cuál es la temperatura ideal de la Tierra?, la actual, la del óptimo climático medieval, tal vez la de la pequeña edad de hielo, o quizá la de la última glaciación que transformó el continente europeo en un inmenso casquete. Ni el más curtido de los auto arrogados defensores del planeta podría contestar a esta pregunta, porque, tras el camelo del calentamiento global, no hay ecología, ni climatología, ni ciencia, ni siquiera sana curiosidad por el devenir térmico del planeta. Detrás del bulo hay ideología, y de la mala. Tras los bastidores del timo de principios de siglo se encuentra un subproducto de la ideología que subyugó a un tercio de la humanidad bajo la hoz y el martillo durante 70 interminables años. El ecologismo es marxismo simplificado, remozado y pasado por la turmix para hacerlo más digerible a las nuevas generaciones. Se vale de lo mismo, de la mentira, de la desinformación y de la propaganda, eso sí, escudándose tras un pretencioso consenso científico que, como dijo un sabio, es siempre el primer refugio de los granujas.


El mundo del revés

julio 22, 2009

Es inadmisible e indignante lo que está pasando a nivel internacional respecto a la situación en Honduras. Es esperable de delincuentes como Chávez (que se relame por invadir Honduras y desatar un baño de sangre), Castro, Morales, Correa, Ortega y otros dictadorzuelos pero de EE.UU. y otros países respetuosos de las instituciones yo esperaba aunque fuese un apoyo solapado al nuevo escenario hondureño.

Repasemos y usemos la cabeza (algo casi imposible de pedirle la political correctness mundial e izquierdista)…Manuel Zelaya, ex presidente de ese país, como todo gobernante con ínfulas dictatoriales comenzó un tiempo atrás a querer toquetear la Constitución en un sentido que (muy sabiamente) la Constitución hondureña no lo permite. No lo permite porque acertadamente considera que hay modificaciones constitucionales que minan los cimientos republicanos que son los que al fin y al cabo garantizan derechos y libertades. Ello es lo que ha sucedido en Venezuela y sus satélites donde bajo la apariencia de democracias se esconden dictaduras con limitación o cercenamiento de derechos, persecución de opositores, opresión de las minorías (algo que NUNCA debe suceder en una democracia) y demás yerbas.

¿Qué paso ante esta violación del estado de derecho por parte de Zelaya? Lo que pasó fue algo que asusta a todos los autoritarios: funcionaron los resortes republicanos que justamente es en momentos como este cuando se ponen a prueba, en estos momentos es cuando se aprecia la salud de un estado republicano y verdaderamente democrático. El Poder Legislativo y el Poder Judicial (que hay que avisarles a toda la fauna izquierdista y políticamente correcta que no son poderes lacayos del Poder Ejecutivo que le deben obediencia a este, sino que su función es otra entre otras: hacer de contrapeso a eventuales abusos por parte del Poder Ejecutivo) hondureño en defensa de su Constitución que al asumir sus cargos juraron respetar y defender decidieron, en cumplimiento de su deber, destituir a Zelaya. Toda la ignorancia mundial se ocupa de superficialidades como si lo arrestaron en pijama, otros se ocupan de que fueron militares los que lo arrestaron (se olvidan que las Fuerzas Armadas están para defender la Constitución), otros saltan con ese dios llamado democracia el cual más que una forma de gobierno parece una religión fundamentalista en donde el que comete el “pecado” de discutirlo o analizarlo detenidamente es condenado a la hoguera.

¿Tan difícil es entender que la democracia no es un cheque en blanco? ¿Tan difícil es entender que la democracia no es un vale todo? La democracia no puede utilizarse como un instrumento para limitar derechos de las minorías ni como un instrumento para incrementar el poder del gobernante de turno. ¿Tan complicado es comprender que la democracia implica mucho más que simplemente tomar decisiones según lo que quiera una mayoría circunstancial? ¿Tan complicado es entender que una democracia SIEMPRE debe respetar los derechos de TODOS los ciudadanos INCLUSO de las MINORÍAS?

Ojalá todos los países tuvieran una calidad institucional y unos políticos tan decididos y firmes a la hora de respetar la Constitución Nacional que es la que GARANTIZA y RECONOCE (no crea ya que ya existen) las libertades y los derechos individuales por los cuales la izquierda tanto se rasga las vestiduras.

Ah, y 2 menciones para la O.E.A. y los EE.UU…a la O.E.A. (la misma que hace un par de meses aprobó el regreso de Cuba vitoreándola y ahora llora por un supuesto quebrantamiento democrático) comandada por el enfermo de Insulza (otro que se moja porque haya un desenlace sangriento en Honduras) ojalá le metan una bomba… total…¿para que sirve? ¿Para defender dictadores y otras lacras? ¿Para adorar y vitorear verdaderos dictadores? No gracias, los prefiero bien muertos. Y EE.UU….Obama, te queda no grande, no enorme…gigante te queda la presidencia de los EE.UU., seguí así nomás que Carter va a parecer Reagan al lado tuyo.-

 

P.S.- Ver la pagina de José Benegas (está en mis links) donde hay un seguimiento más extenso y con muy buenos posts sobre el tema.


Resumencito criminal de los últimos meses

julio 21, 2009

No he escrito nada últimamente porque estoy medio vago al respecto. O más que vago, harto. Harto de la jauría de delincuentes que gobierna el Uruguay. Por esto evito leer demasiado los diarios. Leo los deportes, los suplementos, la sección de noticias internacionales y cuando llego a la sección de noticias nacionales paso las hojas bien rápido leyendo los titulares nomás. Porque…¿para qué? ¿para calentarme y hacerme mala sangre por esta banda de hijos de puta? No gracias, prefiero mantenerme informado sobre la actividad de la fauna gobernante pero sin abundar en detalles. Total, entrar en detalles no hace que los asuntos sean menos malos de lo que parecen, sino todo lo contrario.

Han pasado muchas cosas en estos meses: el avance del poder de ese grupo de envidiosos, resentidos, mediocres, garrapatas, llamado sindicato (los cuales si funcionaran para lo que deben, o sea, defender racionalmente a los trabjadores, nada tendría contra ellos), encabezado por varios hijos de mil putas adoradores de Castro, Chávez & Associates, siendo Castillo y Abdala dos fieles exponentes de sujetos a los que con toda mi alma les deseo la muerte. Sigamos dándole poder a estos enfermos que viven de arriba que vamos bien, sigamos permitiéndoles inmiscuirse cada vez más en lo que deben hacer las empresas, sigamos ahuyentando inversiones, alentando ocupaciones, subiendo y creando impuestos, rechazando TLC`s y abrazándonos con el club de fracasados latinoamericanos (que para peor nos desprecian).

Iba a hacerla cortita pero como ven me hice mala sangre y me enganché con la puteada.

Siguiendo: la no autorización a la salud privada para importar el aparato que permite realizar el PET (para detectar con precisión el cáncer), porque claro, papito estado tiene que ser el primero en hacerlo y el primero en tenerlo, ¿cómo va a ser que alguien haga las cosas mejor o tenga algo mejor o sea más eficiente que papito estado?; el izamiento de la bandera roja comunista con la hoz y el martillo en donde debía ir la bandera uruguaya en un acto hará 2 o 3 meses (ver post mío del 14 de abril de 2008) en un acto del Frente Amplio en Maldonado, la simulación de delito del vice presidente de una de las compañías estatales más grandes (UTE) quien proclamó que lo habían querido asesinar y que le habían dicho “comunista de mierda”, a lo que toda la izquierda recalcitrante salió a agitar los fantasmas que tanto aman y sin los cuales no podrían vivir, o sea, la dictadura, la derecha, el neoliberalismo, etc. Por suerte la Policía Técnica resolvió el asunto pero obvio que la izquierda ni mú, y menos que menos ese pasquín estatal-oficial de ese millonario comunista, delincuente hijo de mil putas, difamador de personas, hambreador de empleados que merece ir en cana llamado Federico Fasano (casado con la presidente de SODRE, Sonia Breccia, otra chanta que ha currado de lo lindo haciendo “periodismo”), director del siempre mentiroso y amarillista “La República”, los negocios de software con Venezuela llevados exclusivamente por el hijo de Tabaré Vázquez, la defensa de la compra de votos mediante entrega de dinero a cambio de nada por parte del MIDES, encabezado por la siniestra malcogida comunista de Marina Arismendi (si esto no es chupansangrismo en su más clara expresión, ¿qué es?, los delincuentes que cada vez se sienten más seguros, la ley de empadronamiento vehicular para poder afanar más cómodamente a los que tienen un auto, la ley de ordenamiento territorial que tiene claras segundas intenciones de no respetar derechos de propiedad, las pérdidas millonarias de PLUNA y ALUR, el desaprovechamiento de los 5 mejores años de la economía mundial en venta de humo y de colores, en avasallamiento por parte de los sindicatos mediocres y envidiosos hacia los empresarios que arriesgan su capital en este país, la matanza a impuestos al que labura, la contratación indiscriminada de más empleados públicos que obviamente nunca se aprietan el cinturón y nunca pierden sus privilegios, la defensa de casos de corrupción, el proyecto de regulación de los contenidos televisivos, en fin, y esto es sólo de los últimos meses y casi a pura memoria…¿ven por qué evito leer demasiado el diario?, ¿no está para re cagarlos a patadas a estos delincuentes que encima ponen cara de corderito degollado?

Espero que los uruguayos no voten al enfermo terrorista de Mujica que la verdad no sé ni que piensa hacer. Un día habla bien de Nueva Zelanda (uno de los países más libres del mundo), otro días habla loas de Suecia (paraíso del estado intervencionista de mal estar), hace poco habló bárbaro de unas tribus en Africa o Asia no me acuerdo que viven en la absoluta misera pero según él son felices y hay que imitarlos; otro día dice que hay que discutir el derecho de propiedad y al otro que hay que cuidar a los inversores. A mi no me gusta nada alguien tan bipolar (¿o mentiroso?) y mucho pero mucho menos me gustan los hijos de un vagón lleno de putas que lo rodean como Huidobro, demás lacras humanas del M.P.P. y sindicatos patoteros y atorrantes.

En fin, habrá que esperar a octubre-noviembre para poder quedarse tranquilos o sino para esperar que los resortes republicanos funcionen correctamente y sofoquen intentos totalitarios de estas ratas, que lloran y lloran por los militares y las dictaduras pero no por la dictadura per se sino por no haber sido ellos los que estaban al frente de la misma.

Todo esta introducción que en realidad iba a ser de un párrafo (pero ven como me caliento con estas basuras humanas que después se hacen las víctimas y lloran y patalean) no iba a ser más que para luego empezar a hablar sobre la situación hondureña que viene bárbaro teniendo en cuenta lo que escribí en el post del 29 de enero.

 Así que el post sobre Honduras va aparte.-


Democracia y Libertad

enero 29, 2009

¿Cuántas veces hemos oído estas palabras en el Uruguay? En el colegio, en la TV, en la radio, en la calle, en el diario, en publicidades, en todos lados. Y por lo general las oímos mencionadas en una misma frase o muy cercana una de otra.

 

Sea con o sin intención de los que las usan en los diferentes ámbitos, el punto es que su uso “indiscriminado” ha provocado que sea muy común que la gente crea que democracia y libertad son prácticamente sinónimos, que si en un país cada tanto vas a votar hay democracia y que por ende es un país libre.

 

En Uruguay en especial pareciera que para ser un buen y correcto uruguayo antes que todo y ciegamente hay que adorar a la democracia (además hay que adorar el Carnaval, la Rambla, el mate, la “educación” pública y “gratuita” y a ANCAP y demás monopolios estatales). Cuestionarla es de milico facho, genocida, golpista, asesino, dictador y un largo etcétera.

 

¿A qué lleva esta ciega adoración sin cuestionamientos de la democracia? Lleva a que la gente acepte resignadamente lo que se decida por votación en el Poder Legislativo o los decretos emitidos por el Poder Ejecutivo, ya que todo va a estar bañado formalmente de legalidad. Una propuesta va a contar con más apoyo que otra por ende va a ser correcto y civilizado respetar la decisión de la mayoría a rajatabla (¿Cuántas veces hemos oído que “el pueblo (o sus representantes) ha/n decidido”?.

 

Con esta percepción de las cosas, que es la que tiene la mayoría del Uruguay, de Latinoamérica y también el mundo entero, la democracia se convierte en un cheque en blanco a favor del gobierno, un vale todo, en palabras de Jefferson se convierte en dos lobos y una oveja votando qué va a haber de cenar.

 

Los seres humanos tenemos derechos individuales que no pueden vulnerarse porque una mayoría ocasional así lo decida. El 51 % no puede decidir violar los derechos del 49 %. Ni tampoco el 99 % decidir violar los derechos del 1 %. Hay derechos que no se discuten en las urnas de votación y punto, no se discuten. La vida, la libertad, la propiedad, la seguridad son derechos que se deben respetar SIEMPRE. No cuando el gobierno de turno tenga ganas.

Si un gobierno el día de mañana propone un proyecto de ley que cercena o elimina estos derechos, entonces ese gobierno va a ser un gobierno con ínfulas totalitarias y tiránicas. No importa en lo más mínimo que haya sido elegido democráticamente. La legitimidad de un gobierno no proviene de cómo fue electo, de cómo llegó al poder sino de CÓMO EJERCE EL PODER.

 

Es mucho más totalitario un gobierno electo democráticamente que regularmente somete a votación popular o parlamentaria proyectos de ley que implican el cercenamiento de derechos a que un gobierno no elegido democráticamente que respeta debidamente esos derechos.

 

La parte dogmática de la Constitución que limita el poder del gobierno protegiendo así a los ciudadanos de las tentaciones totalitarias del mismo no es el estatuto de un club donde los socios pueden elegir modificarlo y si no les gusta pueden desafiliarse  No. Es una declaración de los derechos de los ciudadanos frente al poder. Los ciudadnos tiene derecho a ser protegidos en el goce de los mismos. No los crea, simplemente reconoce que son anteriores a la propia Constitución y que deben ser respetados y que el estado debe velar por ellos. No tienen valor porque están escritos o porque estén legalmente vigentes. Tienen valor porque son intrínsecos al ser humano, surgen de su naturaleza. Por eso la modificación de esa sección de una Constitución es propio de los tiranos. De esa manera suprimen la defensa de los ciudadanos frente al poder del gobierno. Y mucha gente lo acepta…total…como lo decidió la mayoría…

Esa idea de que en la democracia la mayoría siempre tiene razón y de que la mayoría puede hacer lo que tenga ganas es siniestra. Y esa idea el principio básico para que un país deje de ser libre, para que un tirano gobierne bajo la apariencia de una democracia en serio.

 

¿Creo que esto este pasando en el Uruguay? No por ahora, pero sí percibo una confianza ciega en la democracia por parte de la población que confunde democracia con libertad y mi miedo es que ese sea el germen para en el futuro padecer un delincuente como Chávez, Morales, Correa o alguno de la izquierda más recalcitrante y delictiva del Frente Amplio. Percibo que si no se ve a la democracia como una panacea entonces sos un facho, genocida, etcétera y que la gente está dispuesta a aceptar demasiadas cosas que no habría que aceptar por le mero hecho de haberse resuelto de manera democrática.

 

Yo prefiero vivir en un país donde no vea ni una urna ni un sobre de votación nunca pero donde sepa que mis derechos individuales se van a respetar a que vivir en una democracia con el corazón en la boca porque a unos lunáticos se les ocurre regularmente que mi vida, mi libertad, mi propiedad, mi seguridad, etcétera no son tan valiosos. No tengo ningún complejo de inferioridad que me haga sentir que sea necesario ir a votar cada tanto para sentirme “importante” o para sentirme que tengo poder, o para sentirme que decido algo por el mero hecho de ir a las urnas. En una democracia en serio ir a votar no es tan importante, en una democracia en serio los candidatos tendrán diferencias por supuesto, pero nunca diferencias que hagan que el día de las elecciones los ciudadanos decidan sobre derechos individuales fundamentales.

Claro que si la libertad está asegurada entonces prefiero la democracia sobre otros sistemas pero sino me quedo con el sistema que me asegure mis libertades.

 

Basta mirar a Venezuela, a Bolivia, a Ecuador, incluso a la Argentina, son países democráticos pero no son países libres, los derechos individuales no están asegurados. Votan cada tanto pero en esas votaciones los inscriptos son dos lobos y una oveja y la votación versa sobre qué habrá de cenar por la noche.

 

 

 

 

 


¿Por qué?

diciembre 26, 2008

En el Blog de Don Tiburcio hay un nuevo post que es muy interesante y que tiene que ver con el fenómeno que se ha dado en el mundo de criminalizar la opinión nazi pero no así la comunista.

Ambas son concepciones sociales siniestras que relegan al individuo frente al estado, la raza o la clase, el individuo para estas ideologías no es más que una pieza sin importancia de “algo” más grande, un engranaje más de una máquina. Repasemos…ambas han causado decenas de millones de muertos, han provocado guerras internacionales y civiles, “funcionan” mediante la intimidación y la violencia, acusan de sus fracasos a enemigos imaginarios, han condenado a prisiones, campos de concentración y gulags a millones de personas, han cercenado la libertad de expresión, (bah, en realidad lisa y llanamente han cercenado la libertad individual) y un largo etcétera de crímenes contra el individuo.

Ambos regímenes incluso estuvieron aliados cuando en el año 1939 celebraron el Pacto Von Ribbentrop – Molotov (apellidos de los Cancilleres nazi y soviético respectivamente) por el cual acordaron no agredirse mutuamente, estrecharon vínculos económicos y comerciales y además (mediante unas cláusulas secretas que no se conocieron hasta 1989) se repartieron Europa. Este pacto luego fue violado por Hitler pero que no se vengan los comunistas a hacerse los muy diferentes y los muy enemigos de los fascistas cuando en los umbrales de la guerra acordaron lo mencionado.

Entonces…tenemos 2 ideologías claramente criminales pero a una se le criminaliza la expresión y a otra nada de nada, hasta se la mira con simpatía (en mi opinión no se debe criminalizar ninguna de las expresiones de ninguna de las dos ideologías pero sí sin duda su intento de puesta en práctica). Si negás el Holocausto judío (que existió y fue terrible) te tildan de nazi amigo de Hitler que merece ir en cana pero si hablas bien del hijo de puta del Ché Guevara o del dictador de Castro no es más que una opinión más que hay que resptar y tolerar con la cabeza gacha.

Pregunto…¿Por qué?

¿Porque el comunismo se llena de frases y palabras muy “lindas” y proclama su “amor” por la humanidad?

¿Porque el nazismo en su discurso en cierto modo es más “honesto” y directo y no oculta (o por lo menos maquilla) sus fines como lo hace el comunismo?

¿Porque el nazismo tiene un componente racista?, o sea, ¿porque queda mejor decir “hay que matar a los ricos” que “hay que matar a los judíos, a los negros y a las razas inferiores”? (acá también coinciden, las 2 odian a los judíos solo que los comunistas disfrazan ese odio bajo el manto del llamado “antisionismo” o “antiimperialismo”)

¿Porque el lavado de cerebros masivo que los zurdos han logrado en muchas partes del mundo a través del copamiento de la “educación” y la “cultura” les ha permitido suavizar sus crímenes?

Yo creo que sin dudas estas preguntas tienen una respuesta afirmativa (más allá de otras tantas que se podrían agregar) siendo clave sin lugar a dudas la última de ellas.

Mientras tanto lo único que podemos hacer los que notamos estas rengueras legales es seguir desenmascarándolas desde nuestros humildes blogs.


Nacional Campeón del Mundo

diciembre 11, 2008

A estas horas de hace 20 años Nacional ya era tri-campeón del mundo tras ganar aquella final realmente increíble, luego de tener todo para perder contra el equipazo del PSV Eindhoven. Fue tan emotiva esa final que aún hoy veo la repetición y me pongo nervioso. Si yo en esa época hubiese tenido ya conciencia (tenía 2 años y medio) no la contaba, estoy seguro que me venía un paro cardíaco; y si sobrevivía realmente no sé que hubiese podido llegar a hacer por la felicidad. Ojalá algún día pueda vivirlo en carne propia.

Estos videos son del partido y alargue y  el otro de la definición por penales con el relato de Carlos Muñoz, gran bolso.

Ficha de la final en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Copa_Intercontinental_1988