Democracia y Libertad

¿Cuántas veces hemos oído estas palabras en el Uruguay? En el colegio, en la TV, en la radio, en la calle, en el diario, en publicidades, en todos lados. Y por lo general las oímos mencionadas en una misma frase o muy cercana una de otra.

 

Sea con o sin intención de los que las usan en los diferentes ámbitos, el punto es que su uso “indiscriminado” ha provocado que sea muy común que la gente crea que democracia y libertad son prácticamente sinónimos, que si en un país cada tanto vas a votar hay democracia y que por ende es un país libre.

 

En Uruguay en especial pareciera que para ser un buen y correcto uruguayo antes que todo y ciegamente hay que adorar a la democracia (además hay que adorar el Carnaval, la Rambla, el mate, la “educación” pública y “gratuita” y a ANCAP y demás monopolios estatales). Cuestionarla es de milico facho, genocida, golpista, asesino, dictador y un largo etcétera.

 

¿A qué lleva esta ciega adoración sin cuestionamientos de la democracia? Lleva a que la gente acepte resignadamente lo que se decida por votación en el Poder Legislativo o los decretos emitidos por el Poder Ejecutivo, ya que todo va a estar bañado formalmente de legalidad. Una propuesta va a contar con más apoyo que otra por ende va a ser correcto y civilizado respetar la decisión de la mayoría a rajatabla (¿Cuántas veces hemos oído que “el pueblo (o sus representantes) ha/n decidido”?.

 

Con esta percepción de las cosas, que es la que tiene la mayoría del Uruguay, de Latinoamérica y también el mundo entero, la democracia se convierte en un cheque en blanco a favor del gobierno, un vale todo, en palabras de Jefferson se convierte en dos lobos y una oveja votando qué va a haber de cenar.

 

Los seres humanos tenemos derechos individuales que no pueden vulnerarse porque una mayoría ocasional así lo decida. El 51 % no puede decidir violar los derechos del 49 %. Ni tampoco el 99 % decidir violar los derechos del 1 %. Hay derechos que no se discuten en las urnas de votación y punto, no se discuten. La vida, la libertad, la propiedad, la seguridad son derechos que se deben respetar SIEMPRE. No cuando el gobierno de turno tenga ganas.

Si un gobierno el día de mañana propone un proyecto de ley que cercena o elimina estos derechos, entonces ese gobierno va a ser un gobierno con ínfulas totalitarias y tiránicas. No importa en lo más mínimo que haya sido elegido democráticamente. La legitimidad de un gobierno no proviene de cómo fue electo, de cómo llegó al poder sino de CÓMO EJERCE EL PODER.

 

Es mucho más totalitario un gobierno electo democráticamente que regularmente somete a votación popular o parlamentaria proyectos de ley que implican el cercenamiento de derechos a que un gobierno no elegido democráticamente que respeta debidamente esos derechos.

 

La parte dogmática de la Constitución que limita el poder del gobierno protegiendo así a los ciudadanos de las tentaciones totalitarias del mismo no es el estatuto de un club donde los socios pueden elegir modificarlo y si no les gusta pueden desafiliarse  No. Es una declaración de los derechos de los ciudadanos frente al poder. Los ciudadnos tiene derecho a ser protegidos en el goce de los mismos. No los crea, simplemente reconoce que son anteriores a la propia Constitución y que deben ser respetados y que el estado debe velar por ellos. No tienen valor porque están escritos o porque estén legalmente vigentes. Tienen valor porque son intrínsecos al ser humano, surgen de su naturaleza. Por eso la modificación de esa sección de una Constitución es propio de los tiranos. De esa manera suprimen la defensa de los ciudadanos frente al poder del gobierno. Y mucha gente lo acepta…total…como lo decidió la mayoría…

Esa idea de que en la democracia la mayoría siempre tiene razón y de que la mayoría puede hacer lo que tenga ganas es siniestra. Y esa idea el principio básico para que un país deje de ser libre, para que un tirano gobierne bajo la apariencia de una democracia en serio.

 

¿Creo que esto este pasando en el Uruguay? No por ahora, pero sí percibo una confianza ciega en la democracia por parte de la población que confunde democracia con libertad y mi miedo es que ese sea el germen para en el futuro padecer un delincuente como Chávez, Morales, Correa o alguno de la izquierda más recalcitrante y delictiva del Frente Amplio. Percibo que si no se ve a la democracia como una panacea entonces sos un facho, genocida, etcétera y que la gente está dispuesta a aceptar demasiadas cosas que no habría que aceptar por le mero hecho de haberse resuelto de manera democrática.

 

Yo prefiero vivir en un país donde no vea ni una urna ni un sobre de votación nunca pero donde sepa que mis derechos individuales se van a respetar a que vivir en una democracia con el corazón en la boca porque a unos lunáticos se les ocurre regularmente que mi vida, mi libertad, mi propiedad, mi seguridad, etcétera no son tan valiosos. No tengo ningún complejo de inferioridad que me haga sentir que sea necesario ir a votar cada tanto para sentirme “importante” o para sentirme que tengo poder, o para sentirme que decido algo por el mero hecho de ir a las urnas. En una democracia en serio ir a votar no es tan importante, en una democracia en serio los candidatos tendrán diferencias por supuesto, pero nunca diferencias que hagan que el día de las elecciones los ciudadanos decidan sobre derechos individuales fundamentales.

Claro que si la libertad está asegurada entonces prefiero la democracia sobre otros sistemas pero sino me quedo con el sistema que me asegure mis libertades.

 

Basta mirar a Venezuela, a Bolivia, a Ecuador, incluso a la Argentina, son países democráticos pero no son países libres, los derechos individuales no están asegurados. Votan cada tanto pero en esas votaciones los inscriptos son dos lobos y una oveja y la votación versa sobre qué habrá de cenar por la noche.

 

 

 

 

 

3 respuestas a Democracia y Libertad

  1. Recordemos que la frase compelta es “La democracia son 2 lobos y una oveja votando que van a cenar, la libertad es la oveja armada impugnando el resultado” esto se ve claramente en el ánimo profundamente desarmista que tienen los gobernuelos latinoamericanos, saben que la sociedad civil armada es un riesgo para sus contubernios.

  2. Rodrigo dice:

    Como andas Martín. Recién veo el comentario.
    Sí, sabia de la frase entera pero no sé, a fin del post me quedaba mejor así, incompleta. Esperemos que en Venezuela las ovejas armadas salgan uno de estos días contra los lobos chorros.

  3. continue dice:

    I think the admin of this site is actually working hard in favor of
    his site, because here every material is quality based material.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: